Plan Renove en el País Vasco
Hoy han entrado en vigor una serie de medidas puestas en marcha por la Conserjería de Industria y el Ente Vasco de la Energía (EVE), que tienen como objetivo mejorar la eficiencia energética y aumentar el ahorro de energía en distintos sectores y en los hogares. Este plan, al que se han destinado 19 millones de euros cuenta, entre otras medidas, con un Plan Renove de electrodomésticos al que se han destinado 3 millones de euros, así como un programa de ayudas para la adquisición de bicicletas con motor, dotado con 300.000 euros, con lo que se intenta fomentar el uso del transporte alternativo que no dañe el medio ambiente.

Mediante el Plan Renove, el gobierno vasco ayudará a la sustitución de antiguos frigoríficos, congeladores, lavadoras, lavavajillas, hornos y vitrocerámicas que sean poco eficientes desde el punto de vista energético por otros de clase A+ y A++, para conseguir el máximo de ahorro energético. La ayuda que se otorga es, como máximo de 125 euros por aparato sustituido, y es necesario entregar el aparato viejo para que sea reciclado.

También destaca como novedad en estas medidas el dinero destinado a subvencionar la adquisición de bicicletas de «pedaleo asistido», que son aquellas que incorporan un motor eléctrico de hasta 250 vatios de potencia y que, en el mercado alcanzan un precio de unos 1.800 euros la unidad. La subvención que se otorga es de hasta un 25% del coste de la misma, con un tope máximo de 500 euros por unidad.

Además también se prevén medidas relacionadas con sectores como el transporte, la industria, la edificación, el sector doméstico, los servicios públicos y la agricultura y la pesca, entre otros, para lo cual se subvencionarán inversiones para la realización de mejoras que otorguen mayor eficacia energética a dichos sectores.