Los planes de pensiones basados en el ciclo de vida
No son pocos los economistas que auguran que la hucha de las pensiones tiene los días contados. Como muchos ya sabréis, el sistema de pensiones español es un sistema de reparto. De forma que las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores activos garantizan las pensiones de los jubilados actuales. Sin embargo, el sistema puede tener un fallo estructural. Dado el envejecimiento esperado de la población española y el aumento de la esperanza de vida, crece el gasto en pensiones de jubilación por parte del Estado mientras disminuyen sus ingresos. Los números no salen.

El IMSERSO estima que en 2050 la población mayor de 65 años representará el 34% de la población total en España, cuando era del 17% en 2011. Por tanto, lo más probable es que las pensiones se reduzcan, se acceda a ellas más tarde o directamente desaparezcan. Nadie lo sabe, pero el problema de raíz parece tener difícil solución. Si hay más jubilados pero la recaudación no aumenta, hará menos para todos y puede que tú pensión futura no cubra tus necesidades básicas futuras.

Ante semejante panorama ¿cómo podemos prepararnos? Pues bien, para planificar la mejor cartera de planes de pensiones es fundamental definir nuestro perfil de riesgo, pero la edad también determina qué producto será el más adecuado. Por ejemplo, si nos queda poco tiempo para jubilarnos, lo más recomendable sería apostar por una estrategia muy conservadora a la hora de elegir dónde invertir nuestro plan de pensiones, puesto que no queremos asumir volatilidad y riesgo, no tenemos tiempo de que pérdidas actuales puedan verse compensadas con ganancias futuras. Mientras que la gente más joven puede permitirse mayor volatilidad y riesgo, en ese sentido la renta variable suele ser el activo más rentable a largo plazo.

Una de las opciones es realizar revisiones periódicas de la cartera de ahorro con un gestor profesional que nos asesore y que nos indique cómo ajustar nuestros planes de pensiones. La otra, existen planes de pensiones que ya hacen esto por nosotros de forma automática, los conocidos como planes ciclo de vida, donde la estrategia del plan se ajusta según el tiempo que te queda para llegar a la jubilación: la proporción de activos en renta fija y en renta variable va cambiando progresivamente.

Los planes basados en el ciclo de vida funcionan exactamente igual que cualquier plan de pensiones convencional, pudiendo hacer aportaciones periódicas, extraordinarias y aprovechando todas sus ventajas fiscales. Solamente que se encarga de optimizar la gestión y el riesgo según tu edad, cuanto más cerca de la jubilación, mayor a activos de renta fija, reduciendo a la vez la proporción de bolsa. Así, el plan se adaptará a nosotros automáticamente.

En Espacio de Finanzas de Deutsche Bank nos cuentan más ventajas sobre este tipo de planes de pensiones. Además, cada viernes al mediodía se publica “la semana en un minuto” en la sección Economía, a cargo del Jefe de Economía de Deutsche Bank en España.