Precauciones al alquilar un apartamento de vacaciones
Cada vez están más cerca las vacaciones y muchos de los habitantes de las grandes ciudades sueñan con pasar unos días lejos del ruido y el caos de la gran ciudad y deciden alojarse en uno de los muchos apartamentos turísticos que se ofertan tanto en el mar como en la montaña. Sin embargo, como en cualquier otra práctica, también en ésta ha surgido la picaresca, por lo que tanto quienes buscan este alojamiento deben tomar ciertas precauciones para no encontrarse, cuando llegan a su destino, que el apartamento no tiene nada que ver con el que aparecía en el anuncio o, aún peor, que el apartamento que han alquilado ni siquiera existe.

– Desconfiar de las ofertas en las que se prometen grandes alojamientos en enclaves magníficos por un precio casi irrisorio.

– No alquilar el apartamento si el propietario dice que vive en el extranjero y solicita una transferencia como reserva mediante una empresa internacional de envío de dinero. Debemos pedirle al propietario un nº de teléfono donde contactarlo y los datos de la cuenta bancaria. También debemos desconfiar si quien dice ser el propietario se muestra reacio a facilitarnos el número de teléfono de contacto o los datos de la cuenta bancaria.

– No realizar el pago hasta estar seguro de todos los datos del propietario a quien debemos pagar y de que es el auténtico propietario. Para verificarlo si no estamos seguros de todo, lo mejor es dirigirse al Registro de la Propiedad y consultar si la información que nos han facilitado es veraz.

– No todos los portales web donde podemos encontrar las ofertas realizan una criba de los anuncios que pueden ser timos. Sin embargo, por ejemplo tablondeanuncios.com tiene una sección de alertas anti-fraudedonde se recogen anuncios que pueden ser potencialmente un timo y que nos sirven para comparar con el resto.