Programas que nos ayudan a controlar la economía doméstica
Para ahorrar, lo mejor es conocer detalladamente todos nuestros gastos. De hecho, es sabido que uno de los grandes errores de muchas economías familiares es que no saben exactamente a dónde va a parar su dinero, en otras palabras, en qué lo gastan.

La contabilidad siempre ha aparecido como un mundo complicadísimo de números, operaciones matemáticas y decimales. Sin embargo, gracias a la tecnología, llevar la contabilidad familiar es mucho más sencillo, sobre todo desde la aparición de programas que nos permiten conocer el estado de nuestras cuentas y aumentar nuestras posibilidades de ahorro, con el atractivo añadido de que la mayoría de ellos son gratuitos.

Moneytrackin’: Su principal ventaja es que puedes acceder a tus gastos desde cualquier lugar en el que tengas internet. Es muy sencillo de manejar y los usuarios te proporcionarán consejos para controlar tus gastos.

Quicken: Este programa en su versión web se puede utilizar sin coste alguno. Tiene múltiples opciones, lo que puede hacer que su uso parezca complicado al principio.

GNUCash: Un programa sencillo de manejar y que nos permite crear todo tipo de estadísticas. Se creó para Linux, pero ahora funciona también para windows.

Moneywell: Es la opción para usuarios de Mac. Uno de sus mejores detalles es que trata el dinero de bolsillo, ése que se va sin que nos demos cuenta, como una cuenta a parte.

De modo que, por muy mal que se te den la matemáticas, ya no tienes excusa para no controlar tus gastos. Lo mejor es que elijas el programa que más se adapte a ti y a tus necesidades y, con él, aprendas a controlar tu economía doméstica, sabiendo en todo momento dónde va tu dinero.