Qué debe hacer el banco si nos embargan la cuenta
Una de las normas que nuestro banco o caja debe cumplir escrupulosamente es aquella que indica que no puede realizarnos ningún cargo si no hemos autorizado nosotros dicho cargo con anterioridad. Sin embargo, esta norma deja de tener validez en el supuesto de que se nos embargue.

Esto es debido a que las entidades financieras, al igual que todas las personas y empresas, deben colaborar con la justicia y con la administración, lo que significa que, si reciben una orden de embargo, deben realizar el consiguiente bloqueo de los fondos de la persona embargada y ponerlos a disposición de quien decreta el embargo. Quien lo decreta no puede ser cualquiera, ya que sólo puede provenir de dos tipos de autoridades:

– La administración pública, bien sea central, autonómica o el ayuntamiento, sin necesidad de acudir a un juez.

– Judicial, independientemente de que el juzgado sea civil, penal, mercantil, laboral o contencioso.

Si el embargo recae sobre una cuenta que tenga más de un titular, sólo se embargará la parte que corresponde a la persona embargada, por lo que se divide el saldo en tantas personas como titulares tenga la cuenta.

El embargo sólo puede recaer sobre los bienes y derechos de la personas embargada, por lo que no puede generar descubiertos en la cuenta bancaria.

Por otro lado, existen bienes que no pueden ser embargados como el ajuar doméstico y las herramientas de trabajos y otros que sólo se pueden embargar en parte, como el salario. En lo que respecta al saldo de una cuenta, se puede embargar por completo.

Cuando nos practiquen un embargo, la autoridad que lo haga debe notificárnoslo, así como irnos informando de todas las actuaciones que lleve a cabo para llevar a cabo dicho embargo.