¿Qué ocurre si no puedo pagar el teléfono?
Como te habrás imaginado, la respuesta lógica a la pregunta del título es que, si no pagas la factura del teléfono, te cortarán el suministro, pero no en las mismas condiciones ni en los mismos plazos el teléfono fijo que el móvil.

Esto se debe a que la telefonía fija tiene unos privilegios que derivan de su calificación como Servicio Universal, lo que significa que debe estar garantizado a todos los usuarios a un precio asequible, con unos stándares de calidad determinados e independientemente de la zona geográfica donde se encuentre el abonado. Por ello, antes de proceder a suspender el suministro, se deben cumplir unos requisitos, a diferencia de lo que ocurre en telefonía móvil.

La suspensión temporal de un línea fija puede producirse, tras el preaviso al abonado, por el impago de todo o parte de la factura durante un periodo superior a un mes. Mientras dure esta suspensión, el operador está obligado a mantener el servicio de llamadas entrantes, salvo que sean a cobro revertido, además de permitir el acceso a los servicios de emergencias.

Si la situación de impago dura más de tres meses o se han producido anteriormente dos suspensiones temporales, el operador podrá suspender definitivamente el suministro resolviendo el contrato existente, auqnue antes de realizar este trámite debe avisar al abonado.

Si no se pagan los servicios de acceso a internet, tarificación adicional u otras tarifas, sólo se pueden suspender dichos servicios, y esto no puede afectar a la línea fija.

La telefonía móvil no está sujeta a estos requisitos y cada operador establecerá en sus contratos las condiciones de interrupción del servicio, o hacerlo según los criterios generales de cumplimiento de las obligaciones bilaterales. Lo normal es que corten el suministro en el momento en que se produce el impago, sin notificación previa al abonado.