Qué son el RAI y el ASNEF
Últimamente, debido al aumento de la morosidad entre los españoles, oímos mucho hablar de RAI y ASNEF. La mayoría no tenemos una idea muy clara de lo que significan estas siglas, aunque sí tenemos la idea de que son unas listas en las que no es nada bueno que figuren nuestros datos. ¿Qué son el RAI y el ASNEF?

Son unos registros donde aparecen las personas que han tenido o tienen alguna deuda pendiente, como pueden ser préstamos de hipoteca, cuotas de créditos personales o recibos telefónicos. Quizá de estos últimos es de los que más conocimiento tenemos los ciudadanos ya que, al querer darnos de baja de algún servicio telefónico o de internet, nos han amenazado con incluirnos en algún registro de morosos.

La diferencia principal entre ambos es que el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) se ocupa sobre todo de letras de cambio, cheques y pagarés, normalmente deudas aceptadas entre empresas y en el ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación) aparecen las deudas impagadas, aceptadas o no, como las cuotas telefónicas mencionadas anteriormente.

Si por falta de pago de alguna cuota nos incluyen en alguno de estos listados, esto nos impedirá, por ejemplo, recibir cualquier tipo de crédito de las entidades financieras, ya que son estos ficheros los que consultan a la hora de determinar nuestra solvencia de cara a futuras concesiones de préstamos.

Entrar en estos listados es fácil, pero salir de ellos es más difícil. Las empresas que nos incluyen en estos listados no realizan los trámites para luego sacarnos de ellos aunque hayamos abonado la deuda, por lo que, aunque teóricamente deberíamos desaparecer de dichos listados a los diez días de haber saldado el impago, debemos ser nosotros mismos quienes pongamos en marcha los trámites para desaparecer de dichas listas.