Reducir el consumo de gas
Despilfarro te va a proponer una serie de consejos para que hagas un uso más eficiente del gas y evites que te sorprenda la factura a final de mes. En muchos países ya se está empezando a ajustar los precios del gas con una subida entre el 40 y el 160%.

Para tener una idea, un hogar cuya demanda de gas se sitúa entre los 1000 y 1250 m3 mensuales, es aquella que tiene hasta seis habitantes, y posee cocina, comedor, una sala de estar y tres dormitorios con tres estufas de 3000 kcal/h, funcionando a pleno 8 horas promedio por día en invierno junto a un calentador a pleno rendimiento durante 90 minutos diarios.

- Enciende el horno sólo para preparar o calentar mucha comida. Se gasta menos energía cuando se utiliza en modo grill. Una vez terminada la cocción, apágalo inmediatamente e intenta terminar la cocción con el calor acumulado.

- Cuando cocines en grill, evita que la llama sobrepase el fondo del recipiente y utiliza recipientes adecuados para cada cocción. Cuanto más pequeño es el horno más se concentra el calor y más rápido puedes cocinar.

- Una alternativa al horno son las ollas a presión, los alimentos se cocinan más rápidamente en este tipo de recipientes. Otro consejo muy importante es retirar con anticipación los alimentos del congelador antes de cocinarlos, ahorrarás mucha energía.

- Controla el tiempo de cocina de cada preparado y asegúrate de abrir el horno el menor tiempo para que no se escape el calor.

- La limpieza es fundamental para el buen funcionamiento del horno, evitando usar productos abrasivos.

- Cuando te tengas que pegar un baño con agua caliente, reduce la llama del calentador. Ajustar la temperatura del calentador al nivel mínimo necesario.