Requisitos ayudas al alquiler 2017
El alquiler sigue siendo una de las opciones preferidas por muchos ciudadanos. Así lo reflejan los datos disponibles de la última encuesta del INE donde el número de viviendas en alquiler pasó del 16.6% en 2014 al 17,5 en 2015 y parece que este año la cifra podría rondar el 19 por ciento. Pero también hay que saber que el precio del alquiler ha reflejado subidas en las principales ciudades españolas tras más de 6 años de caídas.

Ante un panorama así, es importante saber que existen tanto ayudas estatales como ayudas al alquiler que son específicas de cada Comunidad Autónoma. Las primeras se otorgan con fondos estatales y las segundas son cada Comunidad Autónoma la que establece su propio programa de ayudas, así como los requisitos y la normativa que las regulan.

Es el plan estatal para fomentar el alquiler de viviendas. Es el que está actualmente está vigente, ya que el gobierno anunció su prórroga para 2017 de cara a garantizar las ayudas también durante este año. Estas ayudas están pensadas para favorecer el acceso a una vivienda de alquiler a aquellos sectores de la población con recursos económicos escasos.

Esta ayuda consiste en hasta el 40% de la renta anual que el inquilino tenga que pagar por la vivienda siendo los 2.400€ anuales por viviendas el límite máximo. El plazo de esta ayuda es de 12 meses prorrogables por otros periodos de 12 meses. Ahora la fecha límite para recibir la ayuda es del 31 de diciembre de 2017. Para 2018 está previsto la puesta en marcha de otro Plan.

En cuanto a los requisitos que son necesarios cumplir si queremos acceder a esta ayuda al alquiler nos encontramos con principalmente cuatro:

1- Ser titular de un contrato de arrendamiento (o estar en condiciones de serlo).

2- Que la vivienda a alquilar vaya a constituir la vivienda habitual y por lo tanto permanente del arrendatario.

3- Que los ingresos de la unidad familiar sean inferiores al límite máximo permitido que vendrá determinado por el número de personas que integran la unidad familiar (si se trata de una unidad familiar compuesta por una persona sola adulta, el límite está en el IPREM –Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples- multiplicado por 1; si se trata de una unidad familiar compuesta por dos o más personas, la primera persona computa por 1 vez el IPREM y cada persona adicional igual o mayor a 14 años, computa por 0,5 veces el IPREM y cada menor de 14 años por 0,3 veces el IPREM).

4- Que la renta de la vivienda sea igual o menor a 600€ al mes.
Dentro de estos requisitos hay que saber que las propias Comunidades Autónomas pueden fijar límites inferiores tanto en los ingresos de la unidad familiar como en la renta de la vivienda.