Rescata tu plan de pensiones si estás en paro
Cuando firmamos un plan de pensiones, sabemos que es un producto que no tiene mucha liquidez, ya que invertimos en ellos de cara a la jubilación, sabiendo que ese dinero invertido no lo podremos recuperar hasta que llegue ese momento. Pero existen excepciones a este supuesto por lo que, si atravesamos por un mal momento económico, podemos recuperar el dinero que hemos invertido antes de que se cumpla el plazo.

Los supuestos en los que podemos rescatar anticipadamente un plan de pensiones sin sufrir penalización son los siguientes:

-Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo.
-Gran invalidez.
– Incapacidad permanente total para la profesión habitual
-Dependencia grave.
-Gran dependencia.

También existen otros supuestos en los que se puede adelantar el cobro, siempre que se hayan recogido expresamente en las condiciones del plan de pensiones (normalmente están recogidas en la mayoría de planes de pensiones:

– Cuando se tienen entre 60 y 65 años y se está prejubilado.
– Cuando el titular del plan o los familiares que dependen de él él o con los que convive como el cónyuge, padres, hijos y otras personas a las que acoja o de las que tenga la tutela, sufran una enfermedad grave que conlleve una disminución de su renta disponible, ya que se obtienen menos ingresos.
– Cuando pasamos a una situación legal de desempleo debido a un expediente de regulación de empleo (ERE), independientemente de la edad que tengamos.
– Si estamos en paro, siempre y cuando aparezcamos como demandantes de empleo y no recibamos ninguna prestación, bien porque ya la hemos agotado o porque no tenemos derecho a ella. Si somos autónomos, el requisito para poder rescatar el plan de pensiones es haber cesado en nuestra actividad.