Retención de saldo en el pago on-line
Cuando compramos cualquier artículo por internet, tenemos varias opciones a la hora de realizar el pago: tarjeta de débito, crédito, Pay Pal, etc. Sin embargo, si pagamos con tarjetas de débito, como puede ser la Visa Electrón, si en ese momento verificamos los movimientos de nuestra cuenta, veremos que se nos ha practicado una retención de saldo en la cuenta asociada a la tarjeta por un importe igual al que hemos abonado por la red. La mayoría de las webs responsabilizan de ello a los emisores de la tarjeta, pero no es cierto.

Esta retención la realiza el vendedor por el sistema de cobro on-line que tiene establecido en su sitio web. Esto es así porque cuando pagamos con tarjeta de débito, muchas webs de venta on-line o Terminales Punto de Venta (TPV) no tienen constancia expresa de que efectivamente se ha realizado el cobro hasta que pasan algunos días, aunque la operación haya sido autorizada inmediatamente por nuestra entidad.

Es por ello por lo que la mayoría de sitios webs nos exigen el pago con tarjeta de crédito, y cuando nos permiten usar la de débito, suelen realizar esta retención. Por si hay un impago, se realiza algo similar a un cargo doble en la cuenta asociada a la tarjeta, cargo que es anulado cuando pasan entre uno y quince días desde la fecha de compra.

Para evitarlo, tenemos varias opciones:

– Pagar con tarjeta de crédito. ar este mecanismo de retención podemos:

– Utilizar tarjetas de crédito virtuales que nos proporcionará nuestro banco o caja, Paypal u otros sistemas de pago.

– Negarnos a que el vendedor del sitio web utilice esta opción y asegurarnos, antes de hacer la compra y pagar con la tarjeta de crédito de que, efectivamente, no nos van a aplicar la retención.