Sanciones que nos puede poner Hacienda
Bien sea porque siempre hay quien intenta saltarse el trámite de hacer frente a nuestros deberes con el fisco, o porque a veces desconocer la ley nos lleva a cometer errores, el caso es que, si no cumplimos nuestros deberes frente a Hacienda, nos podemos encontrar con la desagradable sorpresa de ser multados por la Agencia Tributaria.

Estas multas nos son impuestas si Hacienda entiende que hemos ocultado información, lo que puede ocurrir en el caso de que no presentemos la declaración cuando sí deberíamos hacerlo, recoger operaciones que no hayamos realizado o con importes que sean falsos, así como la omisión de ingresos, rentas o bienes.

Las sanciones que nos pueden imponer Hacienda se clasifican en tres grupos:

- Leves: Consiste en una multa equivalente al 50% de la cantidad que hemos dejado de pagar a Hacienda. Por ejemplo, si no hemos abonado 1000€ resultantes de la declaración, la multa ascenderá a 500, con lo que deberemos ingresar 1500 euros.

- Graves: Si la base de la sanción es mayor de 3.000 euros y existe ocultación de datos. En este caso el contribuyente deberá pagar una multa de entre el 50% y el 100% de la cantidad que dejaron de abonar a Hacienda.

- Muy graves: Si hemos incurrido en fraude, con cual deberemos pagar, además del importe que deberíamos haber abonado, una multa de entre el 100% y el 150%. Por ejemplo si no se ha ingresado a Hacienda 6.000 euros y se ha falseado documentación, la sanción puede llegar a 9.000 euros, que sumados a los 6.000€ que debemos harían un total de 15.000 euros.

Si nuestra declaración era positiva y, por un error, recibimos una devolución que no nos corresponde, la sanción equivaldrá al 100% de la cantidad que deberíamos haber pagado a Hacienda.

Debemos recordar que el plazo de prescripción para estas multas es de cuatro años.