Sobrecualificación, un obstáculo para encontrar empleo
Muchos de los ahora titulados universitarios comenzaron sus estudios sabiendo que la licenciatura no sería suficiente para poder acceder al puesto de trabajo que soñaban. Por ello, la mayoría de ellos, además de estudiar uno o dos idiomas, cursó estudios de postgrado al terminar la carrera. La dificultad para encontrar su primer empleo los llevó a continuar estudiando mientras les llegaba su oportunidad laboral, con lo cual han llenado su curriculum de cursos, masters y todo tipo de formación. Todo esto, unido a la actual crisis económica ha hecho de estos jóvenes trabajadores sobrecualificados, es decir, demasiado preparados para los puestos que ahora están disponibles en el mercado laboral, por lo que su preparación resulta, al final, ser un obstáculo más para lograr el tan ansiado puesto de trabajo.

Tanto es así que muchos licenciados se plantean eliminar del curriculum los títulos superiores que poseen para, de ese modo, tener más oportunidades de acceder al mercado laboral, principalmente aquellos que cuentan con dos o más licenciaturas en campos que no tienen demasiadas salidas laborales, como son las humanidades.

Como consecuencia, los jóvenes no tienen otra opción que acceder a empleos muy por debajo de su formación, que suelen ser aquellos donde se da mayor movilidad laboral y a los que es más fácil acceder, principalmente en servicios de atención al cliente o en trabajos administrativos.

De esto se deriva que, según los últimos estudios, un 33% de los jóvenes está sobrecualificado para el puesto que desempeña, y de estos, siete de cada diez continuarán en esta situación dentro de un año y, pasados cinco años, uno de cada cuatro trabajadores seguirá desempeñando un empleo para el que estará demasiado preparado, aunque cuente ya con experiencia laboral a sus espaldas.