Solicitar el aplazamiento de las deudas
Muchas empresas están encontrando grandes dificultades para poder pagar sus deudas debido a la actual crisis económicas. Las empresas que se encuentran en esta situación pueden solicitar un aplazamiento del pago de las deudas a la Agencia Tributaria.

Este organismo nos permite aplazar tanto las deudas tributarias como las de la Seguridad Social, sin importar si el pago está aún en periodo voluntario como si ya es ejecutivo. Una vez que hacemos la solicitud, Hacienda paraliza automáticamente toda acción legal que tenga que ver con dichas deudas, como embargos o congelación de las cuentas bancarias. Sin embargo, no podremos acogernos a este trámite si ya se nos ha notificado el acuerdo de enajenación de bienes embargados.

Podemos aplazar el pago de la mayoría de las obligaciones tributarias, entre las que se incluyen los impuestos más comunes para las empresas, como el Impuesto al Valor Añadido, IVA y el Impuesto de Sociedades. En cuanto al Impuesto sobre la RentaAunque es mas difícil hacerlo con el Impuesto sobre la Renta, IRPF, es más difícil acogerse a dicho aplazamiento, ya que para hacerlo deberemos demostrar que el dinero que no paguemos a la Agencia Tributaria lo invertiremos en productividad o en contratar nuevos empleados. En los que se refiere a la Seguridad Social, no podemos aplazar los pagos de cuotas de accidentes de trabajo y enfermedades, así como las aportaciones de los trabajadores de cuenta ajena.

Cuando presentemos las solicitudes de aplazamiento ante Hacienda, deberemos acompañarlas de un plan de pagos de la deuda, así como la documentación donde demostremos que en este momento nuestra empresa no puede hacer frente a las obligaciones tributarias o de la Seguridad Social. Si se trata de deudas mayores de 6.000 €, también deberemos presentar una garantía o pre-aval de una entidad financiera.