Subvenciones para autónomos
En una situación económica como la actual, los autónomos luchan día a día por salir adelante y no tener que cerrar su negocio y, para ayudarles a ello, existen subvenciones de los organismos públicos que se conceden bien al inicio de su actividad o bien por contratar indefinidamente a empleados con contrato temporal. Las subvenciones que pueden obtener los autónomos son las siguientes:

– Subvenciones para estimular el empleo autónomo: Existen distintos tipos según las Comunidades. En unas se dirigen al público en general y en otras a determinados sectores. Entre ellas se encuentra, por ejemplo, la posibilidad de cobrar el paro en un pago único para iniciar un negocio propio.

– Incentivos para la contratación indefinida: Los incentivos son diferentes si se contrata a hombres o a mujeres y también si se contrata a alguien con alguna discpacidad.

– Asesoramiento para microempresas y PYMES. Por ejemplo, en Málaga existe el programa PAEM que ofrece información y asesoramiento para las empresas de las mujeres emprendedoras, lo que permite ahorrar en consultorías. Esto también se da en otras Comunidades.

Requisitos para tener acceso a las subvenciones: Dependiendo de la Comunidad y del tipo de subvención, los requisitos pueden variar, pero, en general, los requisitos indispensables son:

– Estar al corriente en el pago de impuestos y de las obligaciones con la Seguridad Social.

– Explicar para qué se necesita la subvención.

– Estar registrado en los registros correspondientes.

Algunas subvenciones se pueden solicitar durante un corto periodo de tiempo. En otras el periodo es mayor, pero los fondos son limitados, por lo que lo mejor es estar bien informado. Lo ideal es contactar con empresas que se encargan de gestionar las subvenciones porque siempre se están actualizando y pueden ofrecer una información completa y muy valiosa para el autónomo.