Superar el límite de la tarjeta de crédito
Las tarjetas de crédito permiten realizar compras sin que se nos descuente en el momento el dinero de nuestra cuenta. Ofrecen una comodidad de pago para cualquier momento, pero a veces hace olvidar algunos de los preceptos básicos del funcionamiento: el dinero que se gasta con una tarjeta a crédito es un préstamo que el cliente deberá devolver a principios del mes siguiente. Además, es importante saber que todas las tarjetas tienen unos límites de créditos. En general, los límites oscilan entre 3.000 y 6.000 euros, aunque en ocasiones pueden alcanzar cantidades superiores a 10.000 euros. Si se exceden esas cantidades, habrá que pagar unos interesas más elevados. Es lo que se conoce como un descubierto con una tarjeta de crédito.

Disponer de una tarjeta de crédito permite afrontar gastos inesperados y todo tipo de compras, pero al no ver descontado el dinero de nuestra cuenta nos da la impresión de que todavía disponemos de fondos para seguir gastando sin control. Un error que se paga muy caro. Cuando un cliente utiliza el crédito de su tarjeta, debe saber que al final del plazo elegido (mensual o aplazado) deberá devolver la cantidad prestada. Si elige la modalidad de pago aplazado, tendrá también que abonar un interés que actualmente se sitúa en torno al 20%.

Es recomendable en todo caso no superar el límite de la tarjeta de crédito. Para eso debemos controlar muy bien nuestros gastos, normalmente pequeñas compras, que al final de mes hacen un monto bastante importante. Al mismo tiempo, tener presente que el dinero del crédito deberá ser devuelto, no hagas gastos imprevistos si todavía no te han liquidado el importe de tu tarjeta de crédito.