tablas_retenciones
La llegada del 1 de enero supone la entrada en vigor de muchas normativas, especialmente aquellas referidas a impuestos, tasas y precios y las tablas del IRPF no son ajenas a estas modificaciones, que tendremos que tener de cara a nuestra planificación fiscal del año en curso.

Las tablas del IRPF son el documento que determina qué porcentaje de nuestros ingresos deberemos destinar al pago de impuestos, porcentaje que varía según nuestro nivel de renta y que son fijados por el Gobierno en función de ésta. Aunque nos puedan sonar un poco ajenas, tienen una gran repercusión en nuestra economía, sobre todo si somos asalariados, ya que de estas tablas se deriva la retención que, posteriormente, nos hará Hacienda en la nómina, que será mayor o menor también dependiendo de la cuantía de ésta.

En la reforma del IRPF del pasado 2012 fue cuando se estableció un IRPF suplementario que estaría en vigor dicho 2012 y el 2013 que acabamos de estrenar.

Esta reforma añadió un nuevo tramo impositivo a los seis existentes, con lo que los tramos del IRPF para este 2013 quedan del siguiente modo:

- Si ganamos hasta 17.707 euros anuales, el porcentaje de nuestros ingresos destinado a Hacienda será del 24,75%.

- Entre 17.707 y 33.007 euros, el total destinado al IRPF será del 30%.

- Si nuestros ingresos se mueven entre los 33.007 y los 53.407 euros, el porcentaje será del 40%.

- Entre los 53.407 euros anuales y los 120.000, el porcentaje destinado al erario público será del 47%, que ascenderá hasta el 49% si nuestros ingresos llegan al os 175.000 euros anuales.

- Si ganamos entre 175.000 y 300.000 euros anuales, el tanto por ciento será del 51%, que llegará al 52% en caso de que nuestros ingresos superen los 300.000 euros anuales.

Debemos recordar que estos porcentajes variarán según los mínimos exentos y las deducciones por situación familiar establecidas por la AEAT.