Tarjeta Pass de Carrefour
Una de las cosas que hemos de plantearnos si queremos ahorrar cada día es comprar con cabeza, de forma responsable e inteligente. Y, para lograrlo, tenemos a nuestro alcance varios recursos. Como la tarjeta Pass de Carrefour, que tiene numerosas ventajas para los clientes de esta gran superficie.

Así que si habitualmente haces la compra en el hipermercado francés y quieres beneficiarte de sus descuentos para clientes, solicita la tarjeta Pass y comienza a utilizarla. Te contamos cómo funciona.

Dinero que vuelve

Tarjeta Pass de Carrefour
Lo primero que te tengo que decir sobre la tarjeta Pass es que solicitarla es gratis, así como su mantenimiento. No tiene ningún coste anual. Entre sus beneficios principales está que, si la utilizas, Carrefour te devuelve el 1% de tus compras en alimentación y productos frescos, droguería, perfumería y limpieza dentro del establecimiento. Pero también te devolverá el 1% de todo lo que pagues con ella en otras tiendas, con lo que el dinero acumulado a final de mes puede ser una cantidad importante.

Además, si la utilizas para pagar la gasolina en una estación de servicio Carrefour, también se te devolverá el 8%, y el 3% del importe del carburante si repostas en gasolineras BP.

Aplaza tus pagos

Pero una de las ventajas más importantes de la tarjeta Pass es que te ofrece grandes facilidades de pago, ya que puedes comprar a crédito pagando cada mes la cantidad que tú elijas (en todos los establecimientos). Si la compra la has hecho en Carrefour, tienes la opción de pagar en 3 meses sin intereses.

Y eso no es todo. Si en un momento dado tienes un gasto extra y necesitas dinero, la tarjeta Pass te lo facilita. Solo tienes que solicitar el crédito y te ingresan el dinero en tu cuenta en un plazo de 48 horas. En caso de que el importe solicitado sea de 500 euros o menos, podrás retirar el efectivo de forma inmediata al pagar en los hipermercados Carrefour.

En cualquier caso, y aunque tiene muchas ventajas, conviene utilizar este tipo de tarjetas con cuidado e inteligencia, y practicar un consumo responsable, por el bien de tu economía.