Trucos sencillos para ahorrar en la oficina
Realizando algunos cambios muy simples podemos ahorrar en las tareas diarias que realizamos en la oficina, lo que nos va a permitir ahorro en diversos costes y así contribuir a disminuir el gasto de la empresa.

Podemos comenzar reutilizando los papeles impresos por una sola cara para volver a imprimirlos por el toro lado, siempre y cuando lo que queramos imprimir no sea para una presentación normal, sino un documento para nuestro trabajo. Siempre que podamos, es mejor enviar los documentos por correo electrónico que imprimirlos y enviarlos por fax. También podemos imprimir los documentos por las dos caras, siempre que la lectura del mismo no se vuelva demasiado farragosa.

Otra opción que podemos contemplar es que cada uno posea su propio kit de material de oficina, es decir, bolígrafos, lápiz, corrector y otros accesorios necesarios, para que cada trabajador sea responsable de su uso y cuidado, ya que, cuando estos elementos de escritorio se comparten, suelen perderse de forma constante y hay que reponerlos una y otra vez. Con un kit personalizado podemos ahorrar más en material de oficina.

Utilizar papel reciclado para tomar notas o realizar documentos que no exijan una gran presentación, lo que nos ayudará a ahorrar además de colaborar con el medio ambiente.

También es importante generar conciencia entre los trabajadores para el uso eficiente de la energía, en especial las luces, pidiendo que se apaguen las que no se utilizan normalmente, como las de las salas de juntas, etc. Así como apagar los ordenadores, escáneres, impresoras y monitores cuando dejen la oficina. Esto también es aplicable al consumo de agua que se realiza en la empresa, ya que la mayoría de nosotros controlamos más el gasto que agua que hacemos en casa que el que realizamos en el lugar de trabajo.