Tarjetas de crédito gratuitas
Cuando contratamos una cuenta bancaria, ésta suele llevar aparejada una tarjeta de crédito y otra de débito. Normalmente no pagamos comisiones por la tarjeta de débito, pero sí por la tarjeta de crédito. Si podemos negociar con el banco dichas comisiones, podremos librarnos de ella, o podemos optar por no aceptar la tarjeta de crédito que nos ofrece el banco y aceptar otras que tienen la misma validez y que no nos van a suponer ningún coste anual. Te presentamos algunas de las tarjetas de crédito gratuitas que existen en el mercado en este momento, emitidas tanto por entidades financieras como por otro tipo de empresas:

– Visa Cepsa: Esta tarjeta, además de no tener ningún coste anual, tiene la ventaja de que te descuentas un 5% del importe del consumo de carburante que hagas en las estaciones de servicio CEPSA.

– Visa Race: Como la anterior no tiene cuota anual y tiene la ventaja de que con ella se pueden contratar seguros del Race y te devuelven un 3% del importe de consumo de carburante en cualquier gasolinera y te abonan un 1% anual en todas tus compras.

– Mastercard, de Pepepeople: Es gratuita y te permite aplazar el pago de las compras desde un importe de 30 euros al mes.

– ING Direct: Para acceder a la tarjeta gratuita deberemos domiciliar la nómina en ING, pero nos ahorramos las comisiones.

– iBanesto: También es necesario domiciliar la nómina en la entidad, pero gracias a ello obtendremos una tarjeta sin cuota de mantenimiento y bonificada en cuanto a los gastos de emisión y renovación de la misma.

– MBNA AvantCard: Si la contratas por Internet no tiene cuota anual. Con ella se pueden aplazar las compras hasta dos meses sin intereses. También, por cada compra, se acumulan puntos que se pueden cambiar por regalos.

Eso sí, antes de contratar cualquier tarjeta de crédito, es necesario leerse bien la letra pequeña en lo que respecta a los intereses de compras aplazadas, para evitar sustos en el futuro.