Administrar el dinero en la pareja
El manejo de la economía doméstica es complicado, todo el tema del dinero y su administración suelen provocar discusiones, debido a que cada persona tiene sus métodos de gestión. Por ello, es importante que puedas ponerte de acuerdo con tu pareja. Sigue estos trucos y encuentra el equilibro necesario para una correcta administración financiera.

Lo primero que debes hacer es definir claramente qué es propio y qué es de la pareja. Mientras que también puede haber un fondo común, en ese caso el dinero de la pareja es dinero de los dos. Plantea y acuerda desde un principio acordar una suma fija de dinero como saldo, también puede ser un porcentaje de lo que cada miembro gana, la totalidad del sueldo, entre otras posibilidades. En cualquier caso, lo importante es evitar malos entendidos o rivalidades innecesarias por este tema tan superficial, pero a la vez vital parar sobrevivir en un mundo donde todo tiene un precio.

Te recomendamos fomentar las libertades económicas individuales. El dinero que cada uno gana debe poder gestionarlo como mejor le convenga. Actualmente suele ser bastante frecuente que ambos miembros de la pareja tengan su sueldo y puedan disponer de una parte de para gastos personales. Sin embargo, no siempre puede ser así. Es importante que esa libertad económica individual no perjudique a la relación, quizás sea incluso positiva para ganar confianza mutua.

Siempre se tiene que tener una visión a largo plazo. Porque es posible que en un futuro se requieran gastos mayores o inversiones para compara una vivienda y formar una familia. Toda pareja proyecta un futuro financiero compartido, quizás sea para comprar un coche más grande, iniciar un negocio juntos, traer al mundo un hijo o un viaje de placer. Cualquiera sea la razón, dialoga, concilia y cumple lo acordado para alcanzar esos objetivos financieros, pero siempre siendo realista en las cantidades que manejas. Por último, en este sentido será vital una buena comunicación.