Alquila tu piso con seguridad
En estos momentos, cualquier ingreso extra es una gran ayuda económica para cualquier familia. Con la esperanza de conseguirlo, muchos propietarios ponen a la venta sus viviendas pero, dada la crisis por la que está atravesando el sector inmobiliario, vender un inmueble se torna casi imposible.

Sin embargo, pocos propietarios se plantean alquilar dichas viviendas por el temor a que sean ocupadas por un inquilino que no les pague el alquiler y verse inmersos en un largo y desesperante proceso judicial hasta conseguir desalojar al inquilino moroso.

Sin embargo, existen de medidas que, si quieres alquilar tu vivienda, te ayudarán a asegurar el cobro del alquiler, como son:

– La Sociedad pública de alquiler, que está gestionada por el Ministerio de la Vivienda y se encarga de la gestión del alquiler de la vivienda por un período de cinco años. Es este organismo quien abona el alquiler mensual al propietario con la garantía de devolverle la vivienda en las mismas condiciones en que éste la alquiló. Sobre lo único que no tiene potestad el arrendatario es sobre la elección del inquilino, ya que es la Sociedad quien se encarga de buscarlo y elegirlo.

– La Garantía de Alquiler, que es un impreso que se adjunta al contrato de arrendamiento y que sirva para que los firmantes cumplan el contrato. La ventaja de este documento es que, en caso de impago, el arrendatario no tiene que acudir a los tribunales, sino que puede acudir a la jurisdicción de arbitraje, con lo cual cualquier reclamación puede resolverse en el plazo de un mes y medio desde la sumisión a dicha jurisdicción. La principal ventaja es que no hay que acudir a abogados, procuradores, lo cual supone un gran ahorro de dinero.