Bajada del precio del tabaco
Por fin los fumadores tienen una buena noticia. Después de verse desplazados de los espacios cerrados por la Ley Antitabaco y de ver cómo los precios de las cajetillas subían sin parar, la empresa norteamericana Philip Morris ha anunciado una rebaja en los precios de las marcas que comercializa, iniciando así la denominada Guerra del Tabaco, ya que esta rebaja ha llevado a otras empresas productoras como la española Imperial Tobacco (Altadis) o la Inglesa British American Tobacco (BAT) a hacer lo mismo para no perder competitividad en el sector.

La rebaja de precios ha cogido por sorpresa a Altadis y a BAT, que el pasado diez de mayo aumentaron los precios de sus productos y esperaban que Philip Morris hiciera lo mismo.

Después de esta rebaja, los precios de las cajetillas comercializadas por Philip Morris quedan del siguiente modo:

-Marlboro pasa de los 4.25€ a los 4€.

-Chesterfield de 4€ a 3,70€.

-L&M rebaja su precio hasta los 3,40€, 20 céntimos menos de su precio anterior.

Los precios de las marcas de Altadis quedan así:

– Fortuna y Nobel bajan su precio en 15 céntimos de euro , con lo que pasan a costar 3,70 euros.

– Ducados reduce su coste en 10 céntimos de euro, quedando en 3,85 euros

BAT, por su parte ha reducido el precio de Lucky Strike, en 15 céntimos, y el de Pall Mall en 20 céntimos de euro.

Esta nueva guerra de precios hace que se reduzcan aún más los márgenes de los fabricantes, pero sin duda quien más lo va a notar son las arcas del Gobierno, ya que, desde la ley Antitabaco, los ingresos por este concepto se han reducido en casi 130 millones de euros hasta final de marzo, lo cual rompe sus previsiones, ya que esperaba, con la subida impositiva, aumentar la recaudación por tabaco en 2011 hasta en 780 millones.