Banco Popular relanza el depósito Gasol
Banco Popular estrena un nuevo depósito en el que vuelve a recuperar la imagen del jugador de baloncesto Pau Gasol en su comercialización. El depósito contempla varias modalidades, en función del plazo, y ofrece un tipo medio de interés del 3%, que se eleva hasta el 3,1% en el caso de que el depósito se contrate a seis meses, mientras que se aplica el 3% en la contratación de este producto por un período superior, contemplándose un plazo de 12 y 18 meses.

El producto, que podrá contratarse en cualquiera de sus modalidades hasta finales del mes de marzo, tiene una serie de requisitos de cara al inversor, teniendo que ser contratado con un importe mínimo de 300 euros y un máximo de 500.000 euros. Los intereses se pueden recibir mensualmente o bien al vencimiento del depósito.

La cancelación este permitida en los tres tipos de depósito, si bien en el de a 12 meses se admite la cancelación anticipada en cualquier momento, sin devengo de intereses salvo que estos a la fecha de cancelación anticipada fueran superiores al 1% del principal cancelado, mientras que en el de 18 meses se puede cancelar total o parcialmente con una penalización del 2,5%, que se calcula sobre el importe de la cantidad anticipada y por el periodo que medie entre la fecha de cancelación y el vencimiento pactado.

Dentro de esta acción comercial, Banco Popular también dispone del Depósito Accionista a 1 mes en el que no se ha establecido una inversión mínima, situándose en 100.000 euros la inversión máxima.

En el Depósito Accionista se ofrece una TAE del 8%. Según las bases del producto, el depósito únicamente devengará los intereses indicados si a la fecha de vencimiento el Contrato de Depósito y Administración de Valores vinculado mantiene al menos el mismo número de acciones de Banco Popular-acciones depositadas que tiene en el día de contratación del depósito. El tipo nominal anual del 7,72%.

En el Depósito Accionista se permite la cancelación anticipada en cualquier momento sin que conlleve gastos ni comisiones, abonándose los intereses generados hasta el momento de su cancelación. La cancelación tiene que realizarse por el capital total que se ha invertido.