Bono cancelable referenciado euro-dólar de Banif
Banif ha lanzado un bono cancelable referenciado al euro-dólar, en el que se aprovechan las expectativas de revalorización de la divisa norteamericana respecto a la europea en el medio plazo, ofreciendo un interés del 7% anual si la revalorización es como mínimo de un 8%.

El funcionamiento del bono se basa en una revisión anual de la evolución del tipo de cambio euro-dólar en relación a la referencia inicial. De esta manera, si en este escenario se produce una apreciación del dólar respecto del euro que sea superior o igual al 8%, se procede a la cancelación del bono de forma automática, dando paso a la recepción para el inversor del cupón del 7% por cada año transcurrido hasta la cancelación. En el escenario contrario, es decir, si no se produce la apreciación del dólar o fuese menor al 8%, el bono se mantendrá vivo hasta la siguiente observación anual.

Al vencimiento del bono, hay tres posibles alternativas para el inversor. La primera de ellas es que el cruce del tipo de cambio euro-dólar refleje una apreciación del dólar de un 8% o más respecto al nivel de inicio, caso en el que el inversor percibiría el 100% del nominal más un cupón del 21%.

Otra de las posibilidades es que el dólar hubiese experimentado una apreciación respecto al euro desde el inicio, pero es inferior al 8%. Aquí, el inversor percibiría el 100% del nominal.

Finalmente, la tercera alternativa es que el dólar se haya depreciado frente al euro. En este escenario, el inversor recuperaría el 100% del valor nominal menos la depreciación experimentada por el dólar. No obstante, la depreciación del dólar queda limitada al 5%, lo que supone que el 95% de la inversión estaría garantizada en este posible escenario.

Este bono aprovecha las expectativas de revalorización de la divisa norteamericana respecto a la Europa en el medio plazo, que se apoyan principalmente en tres factores entre los que se halla la diferencia de crecimiento entre Estados Unidos y Europa, las inyecciones de liquidez en la Eurozona -que debilitan la moneda única-, y la perspectiva de bajadas de tipos de interés por parte del BCE para estimular la economía.

En la actualidad, el cruce del euro-dólar se sitúa en torno al 1,31€/$, relación que se explica por el recorrido bajista del euro desde el cambio 1,34, tras el segundo rescate de Grecia, y la percepción de un menor riesgo cíclico tras constatar el apoyo institucional a la resolución de la crisis soberana.