Claves para entender la prohibición de pagos en efectivo de más de 2.500 euros