Claves para llegar a fin de mes
El constante incremento de los precios de algunos artículos como la gasolina o la electricidad o el aumento del Euribor hace que nuestro presupuesto disponible sea cada vez menor y cada vez nos resulte más complicado llegar a fin de mes sin tener números rojos en nuestra cuenta corriente. Aunque busquemos otro empleo complementario o logremos encontrar uno si estamos en paro, para poder llegar a fin de mes necesitamos realizar una serie de ajustes en nuestra economía que nos ayuden a disminuir nuestros gastos tanto como sea posible.

Lo primero que debemos hacer es determinar cuáles son nuestros gastos durante el mes. A veces tenemos una idea aproximada de los mismos pero que, al hacer números, nos damos cuenta de que se aleja bastante de la realidad. Por ello deberemos consultar los extractos del banco determinar los gastos.

Una vez hecho esto, hay que decidir cuáles son imprescindibles y cuáles no. La hipoteca, el alquiler los plazos de los créditos, el colegio de los niños, etc., son gastos fijos que debemos intentar no dejar de pagar en ningún caso. El cine, salir a comer o a cenar, las copas, etc., son gastos de los que sí podemos prescindir y deberemos eliminarlos o, en cualquier caso, reducirlos al máximo posible.

En los gastos como teléfono, Internet, luz, gas etc., deberemos buscar la tarifa más económica, para reducirlos en la medida de lo posible, sobre todo el gasto en móvil a fin de mes.

Si no podemos hacer frente a las cuotas de la hipoteca o los créditos personales, deberemos intentar renegociar los plazos o las cuotas, así como solicitar carencias puntuales hasta que podamos hacerles frente.

Mejorar nuestra formación académica o profesional también es una opción a tener en cuenta, ya que nos va a permitir solicitar un aumento de salario o buscar otro empleo con un sueldo mayor