Cómo aplazar deudas mayores de 18.000 euros con Hacienda
No abonar nuestras deudas con Hacienda nos puede traer bastantes problemas, principalmente los derivados de los altos intereses debidos al impago que tendremos que pagar, y de que nuestros bienes sean embargados para que Hacienda haga efectivo el cobro. Por ello, si no contamos con efectivo suficiente para hacer frente al pago, lo mejor es solicitar un aplazamiento de dichas deudas.

Para hacerlo, deberemos seguir un procedimiento diferente dependiendo de si la cuantía de las mismas es inferior o superior a 18.000 euros.

Para aplazar una deuda mayor de 18.000 euros, lo primero que deberemos hacer es rellenar el formulario para solicitar dicho aplazamiento, que podemos encontrar en la sede electrónica de la Agencia Tributaria.

Es preferible realizar dicha solicitud durante el periodo de ingreso voluntario del impuesto, ya que una vez que se inicie el procedimiento de reclamación de la deuda, va a ser difícil detenerlo, sobre todo si ya se ha iniciado la ejecución de los bienes.

Será al realizar esta solicitud cuando justifiquemos las dificultades económicas que nos impiden abonar la deuda, dificultades que debemos justificar documentalmente. También deberemos proponer un calendario de pago de la misma, indicando los plazos y la forma en que vamos a abonarla, todo ello por escrito para que quede constancia al realizar la solicitud.

A diferencia de lo que ocurre si nuestra deuda es menor de 18.000 euros, en este caso debemos aportar garantías que hagan ver a Hacienda que, de un modo u otro, cobrará la deuda, presentando avales o garantías suficientes para ello.

Debemos tener en cuenta que nuestra deuda se verá incrementada con unos intereses del 7% en concepto de demora que deberemos abonar adicionalmente. Si presentamos algún aval, el interés de demora será tan sólo el interés legal del dinero.