Cómo aplazar deudas menores de 18.000 euros con Hacienda
Muchas personas se ven en la imposibilidad de hacer frente al pago de sus impuestos debido a la situación económica por la que están atravesando y este hecho sólo contribuirá a agravarla aún más, pues además de tener a Hacienda detrás de nosotros reclamándonos los importes impagados, tendremos que hacer frente a los intereses de demora que se generan desde el día siguiente al que termina el plazo en el que debíamos haber realizado el pago.

Si nos encontramos en este caso, para evitar que la deuda crezca casi exponencialmente, podemos solicitar a la Agencia Tributaria un aplazamiento en el pago de nuestra deuda si esta no supera los 18.000 euros.

Para pedir este aplazamiento, deberemos realizar una solicitud del mismo en el formulario correspondiente, en el que haremos constar nuestros datos personales más relevantes y el motivo por el cual estamos solicitando dicho aplazamiento. Pero no es esta la única documentación que deberemos presentar, ya que también es necesario que acompañemos dicha solicitud con un plan de pagos, es decir, una propuesta en la cual quede constancia por escrito de cómo pensamos nosotros abonar nuestra deuda con Hacienda, los plazos, las cantidades, etc.

Finalmente también será necesario que consignemos otros elementos que permitirán a Hacienda decidir si nos aplaza la deuda o no, como nuestro salario, las cargas familiares y todos nuestros bienes muebles o inmuebles.

Dado que estamos solicitando un aplazamiento, tendremos que hacer frente al importe de la deuda contraída con Hacienda y a un recargo en concepto de interés de demora que está en torno al 7%.

Una vez que la presentemos, en diez días Hacienda aceptará o no nuestra propuesta. Si no lo hace, el plazo para responder será de seis meses.