Cómo elegir un fondo de inversión
La mejor forma de que nuestro dinero produzca más dinero sin tener que trabajar es invertir en un fondo de inversión. Muchos particulares confían en fondos especializados para depositar sus ahorros y conseguir rentabilidades que en muchos casos dependerán del riesgo que se tome al elegir un fondo de inversión u otro. Para seleccionar un fondo de inversión que se adapte a nuestro perfil tenemos que conocer las diferentes ofertas de fondos:

– Fondos de renta fija: Para personas con un nuevl de riesgo moderado. Dependen de la evolución de los tipos de interés. Los hay tanto a corto como a largo plazo, con más rentabilidad cuanto mayor es el periodo contratado, aunque en este caso el riesgo también es más elevado. En general, los fondos de renta fija de los países desarrollados no tienen buenas expectativas de resultados debido al elevado nivel de endeudamiento de sus economías. Por eso los gestores recomiendan renta fija privada (deuda emitida por empresas solventes y de buena calidad crediticia) y la renta fija de los países emergentes como Brasil. La rentabilidad media anual de estos fondos se sitúa entre el 1,35% (renta fija euro a corto plazo) y el 7,78% (renta fija mixta euro). Datos de 2009.

– Fondos de renta variable: Para los más atrevidos. Dependen de la evolución de las bolsas.Los analistas desaconsejan invertir en fondos de renta variable europeos por sus escasas perspectivas de revalorización. Son mejores los estadounidenses y algunos emergentes, como en el caso de los países asiáticos exportadores como Corea y algunos latinoamericanos bien posicionados como Brasil. Su rendimiento medio en los últimos doce meses osciló entre el 18,6% (renta variable mixta euro) y el 71,9% (renta variable internacional emergente).

– Fondos garantizados: Recomendados para perfiles puramente conservadores. Como mínimo, aseguran la conservación o el reembolso de todo lo invertido a una fecha determinada, llamada vencimiento de la garantía. Si se cancela o reembolsa antes, puede perderse parte de la inversión inicial. Sin embargo, conviene saber que algunos fondos garantizados no cobran comisión de reembolso cuando la cancelación tiene lugar en fechas prefijadas. Es lo que se conoce como ventanas de liquidez. El último año se revalorizaron entre el 2,83% (garantizados de rendimiento variable) y el 3,28% (garantizados de rendimiento fijo).

– Fondos monetarios: Para los más cautos. La ley exige que al menos el 90% de la cartera en renta fija de los fondos monetarios esté invertida a corto plazo (vencimiento igual o inferior a 18 meses). El pasado año el 40% de estos fondos ganó menos del 0,8%. Sin embargo, los expertos pronostican mejoras en el futuro, una vez que comiencen a subir los tipos de interés.

– Otros nuevos fondos: Para los que no tienen miedo a perder dinero, pero con alto potencial de ganancias. Son fondos de inversión alternativa o fondos de alto riesgo, como los hedge funds (fondo de inversión libre), ETF (fondos cotizados), fondos inmobiliarios y otras modalidades.