Cómo evitar llamadas publicitarias no deseadas
Son pocos los que no han recibido en algún momento una llamada comercial ofreciéndole servicios o productos que comercian determinadas empresas, sobre todo de telecomunicaciones. Se reciben las llamadas tanto en el fijo como en el móvil, que llegan a ser molestas tanto por la frecuencia como la hora a la que se reciben, ya que puede ser durante el fin de semana temprano o por la noche.

Por mucho que el usuario insista y proteste pidiendo que no le vuelvan a llamar, las llamadas se repiten una y otra vez, con lo que parece que la única opción es desconectar el teléfono o bajar el volumen del mismo para no tener que escuchar sonar el teléfono una y otra vez.

Si se da el caso de que estas llamadas proceden de empresas con las que tenemos contratado algún servicio mediante las cuales nos quieren comunicar que existe un nuevo producto que nos podría interesar, librarse de ellas es mucho más sencillo. Nos pondremos en contacto con el servicio de atención al cliente y diremos que no queremos recibir llamadas comerciales. Deberemos hacerlo por teléfono, carta o fax, según nos indiquen y una vez hecho esto, la compañía no volverá a comunicarse con nosotros.

Es más complicado en el caso de que sean entidades con las que, o bien tuvimos relación comercial y ya no tenemos, o bien no la hemos tenido nunca. En este caso deberemos ponernos en contacto con el departamento de atención al cliente para solicitar que nos eliminen de la base de datos de llamadas comerciales. Si la empresa continúa llamándonos, es el momento de anotar qué empresas son las que nos llaman y enviarles por correo certificado una carta solicitando nuestro derecho de cancelación. Si pasados diez días seguimos recibiendo llamadas, podremos denunciarlos a la Agencia Española de Protección de Datos.