Cómo funcionan las webs de compra colectiva
Al principio fueron unas pocas, pero hoy día las webs de compra colectiva han ido creciendo y se han ido haciendo cada vez más populares. Sin embargo, muchos consumidores aún no se fían de esta forma de comprar por Internet porque les parece, al ver precios tan económicos, que debe haber gato encerrado y que, al final, el producto les va a salir bastante más caro, en todos los sentidos, de lo que aparece en la página.

Para despejar estas dudas y decidir si nos queremos lanzar a comprar en webs de compra colectiva, deberemos conocer cómo funcionan estas páginas, y cómo es posible que en ellas podamos encontrar, por ejemplo, tratamientos de spa un 70% más económicos de su precio habitual.

El funcionamiento realmente es mucho más sencillo de lo que parece. Las empresas lanzan su oferta de un determinado producto y esta oferta llega vía e-mail a todos los consumidores que se han dado de alta en la página y a aquellos que entran en la misma.

Para que la oferta salga adelante, es necesario que se apunten a la misma un número determinado de personas. Si es así y se cubre el cupo, todos los consumidores que se hayan sumado a la oferta podrán disfrutar de ella con el descuento correspondiente. Si no se alcanza el cupo, la oferta deja de tener vigor, lo cual no supone ningún cargo para quienes se han apuntado a la oferta que no ha salido adelante.

Es por ello que en estas webs se insiste mucho en que quienes pertenecen o han comprando en ella la popularicen entre sus amigos o conocidos. De ese modo, las ofertas llegarán a un número más amplio de personas, con lo cual la posibilidad de cumplir el cupo y obtener grandes descuentos es mayor.