Cómo nos afecta la subida del IRPF
Aunque quien más y quien menos estaba esperando las nuevas medidas que pondría en marcha el gobierno para luchar contra el déficit, pocos se esperaban una subida del IRPF que, entre otras cosas, va a suponer la creación de un nuevo tramo destinado especialmente a las rentas más altas, además de una subida en los tramos del IRPF para el 2012 y el 2013. Este cambio influye también en el cálculo de las retenciones de la nómina, por lo que tendrá una repercusión en el salario que venimos percibiendo.

Debido a esta modificación, la subida en los diferentes tramos del IRPF y los rendimientos del capital comenzará por un 0,75% en el tramo inferior, para aquellos que perciban una renta de hasta 17.707 euros y que irá aumentando hasta el 6% para quienes perciban rentas de hasta 300.000 euros.

Quienes superen esta cifra tendrán una subida adicional del 7% con respecto a la retención que les practicaban anteriormente, que según la reforma del IRPF del año pasado, quedó en un 45%. Sin embargo, cómo afecte la subida a cada contribuyente dependerá mucho de sus circunstancias personales.

Así, según indicó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, un soltero sin hijos a su cargo y con un sueldo bruto de 9.500 euros no pagaría nada. Si su sueldo fuera de hasta 12.000 abonaría unos 20 euros al año y hasta los 16.000 serían 53 euros anuales. En el caso de un contribuyente casado, y con dos hijos, la subida de los tres primeros escalones no tendría incidencia en su declaración de IRPF mientras, que, a partir del cuarto, con unas rentas entre 16.000 y 20.000 euros, el importe del impuesto serían serían unos 27 euros año.

En la página de la Agencia Tributaria podemos encontrar un programa en el que podremos calcular las retenciones del IRPF.