Cómo pagar menos a Hacienda en la declaración del año que viene
Son muchos quienes ya han presentado o cuando menos calculado el resultado de su declaración correspondiente al año 2011. La devolución a la que muchos tienen derecho supone un balón de oxígeno para su situación económica, pero para quienes les sale a pagar la declaración de la Renta supone un esfuerzo más en la, en muchos casos, ya maltrecha economía familiar. Por ello, conviene tener en cuenta y tomar las medidas necesarias para lograr pagar menos a Hacienda en la declaración del año que viene.

– Amortizar parcialmente la hipoteca: Aunque nos puede suponer un esfuerzo económico, hacerlo nos va a permitir reducir el tiempo en el que vamos a estar pagando el préstamo hipotecario al banco y pagar menos a Hacienda, ya que tendremos derecho a deducirnos las cantidades amortizadas con un límite máximo de 9.040 euros.

La desgravación es por declaración, por lo que, en el caso de los matrimonios, deberán ver cuál es la opción más ventajosa (conjunta o individual) para beneficiarse de la mayor deducción posible dependiendo de la cantidad que hayan amortizado.

– Alquilar la vivienda: Si tenemos una vivienda vacía y la alquilamos, podremos deducirnos el 50% de los ingresos si es la vivienda habitual del inquilino y hasta el 100% si nuestro inquilino tiene entre 18 y 55 años y sus ingresos no superan el IPREM. También podemos deducirnos las tasas, gastos derivados de obras de conservación de la vivienda alquilada, seguros, etc. A esto debemos añadir las deducciones autonómicas.

– Reducir la retención de la nómina: Lo podremos hacer siempre que nuestros ingresos no superen los 33.007,20 euros anuales y tengamos derecho a deducción por hipoteca en la declaración de la Renta, siempre que el resultado de nuestra declaración sea negativa Disminuyendo la retención, aumentaremos la cantidad que percibimos en concepto de salario, aunque siempre haciendo números para evitar el resultado contrario.