Cómo solicitar asistencia legal gratuita
Acudir a los tribunales no resulta económico. Dependiendo del proceso al que nos enfrentemos, necesitaremos establecer una provisión de fondos, pagar los honorarios del abogado, del procurador, y un largo etcétera de gastos que a la larga hacen que litigar nos suponga un gran esfuerzo económico. Esto se complica si no tenemos los recursos necesarios para hacer frente a dichos gastos y nos vemos en la obligación de enfrentarnos a un proceso judicial. En este caso, podemos hacer uso del derecho a la asistencia jurídica gratuita reconocido en nuestra Constitución.

A efectos legales, se considera que alguien no posee recursos suficientes para litigar cuando se acredite que los recursos e ingresos, computados anualmente por todos los conceptos y por unidad familiar, no superan el doble del IPREM que esté establecido en el momento de realizar la solicitud (Actualmente 7.455,14 €).

Existen excepciones a estos requisitos del IPREM cuando las personas que soliciten la asistencia sufran algún tipo de discapacidad o se den en la unidad familiar otras condiciones que permitirán superar dichos límites de ingresos, lo que se puede consultar en la página del Ministerio de Justicia.

La solicitud de la Asistencia Legal Gratuita se puede hacer tanto de forma presencial como por Internet. Para ello, es necesario presentar un impreso de solicitud que se puede obtener en la página web del Ministerio de Justicia que os hemos indicado antes.

Si queremos solicitarlo por Internet, podemos acceder al portal web Justicia Gratuita del Consejo General de la Abogacía y cumplimentar en él todos los formularios.

Con la solicitud debemos presentar también la documentación que acredite que cumplimos los requisitos para acceder a la Justicia Gratuita. Si es así, el Colegio de Abogados designará un Abogado para que nos represente, y procederá a solicitar procurador. Si no es así, no lo denegará.