Cómo tributan los premios de la Lotería de Navidad
Cada vez falta menos para el 22 de diciembre, día en que se celebra el Sorteo Extraordinario de Navidad de la Lotería de Navidad, momento en que, quien más y quien menos, juega algunos décimos soñando con, por fin, ser uno de los agraciados de los premios de Navidad y poder hacer así un poco más llevadera la situación económica actual. Sin embargo, a la hora de calcular lo que haríamos si nos tocara la lotería, suele surgir la duda de, si como ocurre en otros premios, también tenemos que pagar un tanto por ciento del dinero que ganemos a Hacienda, disminuyendo así nuestras ganancias.

Afortunadamente no es así, ya que los premios de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) están exentos de impuestos, por lo que no deberemos dar nada a Hacienda si por fin tenemos la oportunidad de descorchar el champán el próximo día 22, con lo el importe íntegro del premio será para nosotros.

Cuando ganamos un premio de la LAE, este organismo facilita nuestros datos a la Agencia Tributaria, con lo cual ésta ya conoce la procedencia de este dinero y nos exime de tributar por él. Por esto es importante, si jugamos a través de la página web de Loterías facilitar nuestros datos reales, porque, si no es así, sí podemos tener después problemas con Hacienda.

Eso sí, deberemos tener en cuenta que, aunque el premio está exento de impuestos, no lo están los rendimientos que estos premiso producen. Si ganamos un premio, lo invertimos y obtenemos una ganancia económica en intereses, los beneficios que obtengamos de este modo sí tributan desde el primer mes en que comencemos a percibirlos.

Si el premio se reparte entre varias personas, lo que resulta muy habitual, las distintas particiones del dinero del premio también permanecen exentas de impuestos.