Consejos para ahorrar en gastos cotidianos
Normalmente tenemos muy presentes los gastos fijos mensuales, pero damos menos importancia a los cotidianos, que al final del mes pueden sumar grandes cantidades. Para poder tener el control de tus gastos diarios y ahorrar te damos estos consejos:

Controla e identifica cuáles son tus gastos más superfluos, es decir aquellos que se compran por impulso y que no son realmente necesarios. Si no desconoces cuáles son los gastos que realizas a diario, el ahorro se volverá en una misión imposible. Escribe en una lista todos los gastos que tienes cada día y así tendrás una idea de por dónde comenzar a recortarlos, descartando todos los que sean innecesarios.

Controla el gasto de transporte. A pesar de que diariamente no es una cantidad muy significativa, si la sumamos a final de mes nos daremos cuenta realmente de que se trata de un gasto importante. Seguro que encuentras una forma de ir al trabajo, a la universidad o de llevar a tus hijos a la escuela, que sea más económica. ¿Por qué no pruebas de ir en bicicleta si la distancia es corta?

Procura comer en casa, estar fuera supone gastar en el desayuno, almuerzo, merienda o cena, lo cual supone un gasto realmente alto. Por ello, dependiendo de tus horarios, una gran opción es implementar el uso de comidas preparadas previamente en casa. Seguramente te sorprenderás a fin de mes, cuando veas cuánto has ahorrado en este concepto.

Ha llegado el momento de ajustarse el cinturón pero también de decirle adiós a los excesos. Si fumas, tomas mucho café, comes enormes cantidades de caramelos o de golosinas, tomas gaseosas en exceso, o lo que sea que no puedas dejar de consumir, deberás decirle basta. Si lo consigues tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán. Es cuestión de fuerza de voluntad.