Créditos para desempleados
Cuando estamos en situación de desempleo suele resultar muy complicado acceder a cualquier producto bancario de financiación que nos facilite un poco salir de la situación en la que nos encontramos, ya que para acceder a un crédito con condiciones medianamente interesantes suele ser imprescindible presentar una nómina, lo cual, en esa situación es imposible.

Sin embargo, dado que el número de parados, desgraciadamente, cada vez es mayor en España, los bancos y cajas de ahorro han vuelto sus miras hacia este gran grupo de clientes que también necesitan productos bancarios.

Se trata de una serie de productos que se caracterizan por tener condiciones preferentes, como interés bajo o no tener comisiones, para hacer más accesible los productos a este colectivo.

Normalmente, el único requisito que piden los bancos y Cajas para poder acceder a estos productos es la domiciliación de la prestación por desempleo, que en mucho casos llega a funcionar como una nómina o una pensión de jubilación, permitiendo al cliente obtener anticipos sobre la prestación, reducciones en la factura u otra serie de ventajas que van a permitir a la persona salir adelante en esta situación que suele ser financieramente complicada.

Actualmente podemos encontrar existen en el mercado los siguientes:

– Microcrédito BBK Solidarioa: Está destinado a personas con riesgo de exclusión social y tiene un interés muy bajo. Pueden contratarlo quienes no tengan bienes económicos.

– Microcrédito solidario de Bancaja: Ofrece hasta 15.000 euros, con un tipo de interés del 4,75% TIN y no tiene comisiones.

– Préstamo Autoempleo y Préstamo Creación de Empleo de Caixanova: También tiene condiciones preferentes.

– Microcrédito La Caixa: ofrece hasta 25.000 euros, para financiar gastos de la vivienda o aquellos destinados situaciones familiares de riesgo de exclusión