¿Cuánto cuesta divorciarse?
La crisis económica en la que nos vemos inmersos ha influido en todas las áreas de nuestra vida, incluso en la de la pareja. Tanto es así que, si se echa un vistazo a los últimos datos, el número de divorcios en España ha descendido en un 10% y la razón está lejos de ser un mejor entendimiento entre las parejas. Los divorcios han descendido porque las parejas que quieren divorciarse no pueden permitírselo desde el punto de vista económico, y no sólo por el coste del juico en sí, en caso de que sea un divorcio contencioso, sino porque no pueden hacer frente a las deudas que ha generado la sociedad de gananciales, al pago de la hipoteca, etc.

Y no es de extrañar ya que, una separación, siendo de mutuo acuerdo, no nos costará menos de 400 euros, pero si es contenciosa el coste puede ser el doble. Si además de la separación hay divorcio, si ambos miembros de la pareja deciden compartir el abogado para ahorrarse unos euros, el coste de la separación y el divorcio si es de mutuo acuerdo puede costar entre 900 y 1.650 euros por pareja.

Pero, como suele ocurrir en muchos casos, si los cónyuges no confían el uno en el otro y deciden contratar cada uno un abogado, cada uno de ellos deberá abonar entre 1400 y 2100 euros por lo que les cuesta la representación del procurador y la asistencia del abogado al juicio.

A esto hay que añadir la pensión por alimentos de los hijos, la pensión compensatoria, si se da el caso, a lo cual hay que añadir el pago de la hipoteca y de las otras deudas que la pareja tenía pendientes. Con estos números no es de extrañar que las parejas se lo piensen dos veces antes de divorciarse.