Cuenta Azul de iBanesto para sacar partido a los ahorros
Los ahorradores que quieran sacarle partido a sus ahorros tienen una buena alternativa en la Cuenta Azul de iBanesto, que ofrece una rentabilidad del 3,40% TAE hasta el día 1 de septiembre de este año. Posteriormente, el interés que se aplique será inferior, puesto que a partir del día 2 de septiembre la rentabilidad se regirá conforme el tipo base vigente que es del 1,30% TAE.

Esta Cuenta Azul, con la que los ahorros crecerán mes a mes, presenta la ventaja adicional de que no conlleva ningún gasto ni comisiones por los servicios que ofrece ni por las operaciones que el titular realice, incluyendo ingreso de cheques y la realización de transferencias, aparte de poder tener el dinero siempre disponible con tan sólo hacer una llamada telefónica al servicio de atención al cliente de la entidad, trámite que puede efectuarse igualmente a través de la web sin que suponga ningún coste.

La liquidación en esta cuenta, en la que no se acepta la domiciliación de recibos, es mensual, quedando sujeta una retención fiscal del 21% para los residentes en el territorio nacional.

No obstante, para aprovecharse de esta rentabilidad, que es una de las más altas que se puede encontrar en el mercado dentro de este tipo de productos, hay que tener una determinada vinculación con la entidad, dado que es necesario tener en la entidad una cuenta corriente transaccional, tarjeta de débito y contrato marco de Depósito Azul.

La cuenta puede contratarse a través de la web de la entidad mediante el botón contratar o bien cumplimentando el formulario con los datos para que la entidad se ponga en contacto. Una vez solicitado, el cliente recibirá un e-mail o carta, según prefiera, que deberá devolver firmado para contratar la cuenta Azul.

Este producto está especialmente indicado para inversores con perfil conservador o muy conservador al registrar un nivel bajo de riesgo, aunque también puede ser contratado por otros inversores que busquen una rentabilidad atractiva.