Deducción por compra de vivienda habitual en 2012
Entre las medidas que ha aprobado el nuevo Gobierno, una de las que más beneficia a los contribuyentes es la recuperación de la deducción por compra o rehabilitación de la vivienda habitual. Esto significa que quienes compren una vivienda en el 2012 se verán beneficiados por esta medida, así como quienes adquirieron su vivienda el durante el 2011.

Con esta medida, además de dar un respiro a los contribuyentes, se persigue sobre todo reactivar el mercado inmobiliario, ya que el número de viviendas vendidas no deja de caer, con la consiguiente paralización del mercado y el aumento de stock de viviendas vacías.

Según el Real Decreto, los contribuyentes podrán deducirse el 7,5% de las cantidades que hayan abonado para adquirir o rehabilitar la vivienda que vaya a constituir la vivienda habitual. La base máxima de esta deducción será, como era antes, de 9.040 euros anuales.

Para que sea considerada vivienda habitual, es necesario que habitemos en ella durante un plazo continuado de tres años. Si no se ha cumplido dicho plazo, se seguirá considerando vivienda habitual si ello se debe a circunstancias como una separación o un divorcio, un traslado laboral, fallecimiento del titular, etc.

También podemos aplicarnos esta deducción si realizamos obras e instalaciones en nuestra vivienda habitual, incluyendo los elementos comunes del edificio y los de acceso a la vía pública siempre que sean necesarias para mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad.

En este caso, la base máxima de esta deducción será de 12.080 euros anuales con un porcentaje de deducción del 10 por ciento. Cuando las obras sean de los elementos comunes o de los accesos desde la vía urbana al edificio, se podrán aplicar esta deducción no sólo los propietarios directamente afectados, sino todos los contribuyentes que sean copropietarios del inmueble en el que esté la vivienda.