Deducciones por gastos escolares en el IRPF
Hoy día uno de las partidas a las que las familias españolas deben dedicar mayor presupuesto es a la educación, ya sean los estudios universitarios y de postgrado de los hijos o los cursos de reciclaje que muchos trabajadores se ven obligados a realizar para mantenerse al día en su área de trabajo y que no son financiados por la empresa.

La mayoría de estos gastos no son deducibles, como ocurre con el importe de las matrículas universitarias, pero existen otros que sí lo son y que deberemos tenerlo en cuenta si queremos introducir un pequeño ahorro en nuestra declaración de la renta gracias a dichos gastos. Las deducciones que existen no son iguales en concepto ni en importe, ya que cada Comunidad Autónoma aplica las suyas propias. Entre las existentes, podemos destacar las siguientes:

– En la Comunidad Balear es posible deducirse los gastos de adquisición de libros de texto. Esta deducción puede alcanzar el 100%, aunque el tanto por ciento de la misma dependerá del resultado del cómputo de la base imponible general.

– En Cataluña podemos deducirnos las cantidades abonadas en concepto de Intereses de préstamos destinados a la financiación de estudios universitarios de tercer ciclo, siempre que hayan sido concedidos, según recoge la ley, a través de la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias e Investigación.

– En la Comunidad de Madrid podemos encontrar deducciones por escolarización, que nos permiten deducirnos aquellas cantidades que hayamos destinado a los gastos escolares, en un 15%, de vestuario, 5% y siempre que sea vestuario de uso exclusivo para el colegio, y de enseñanza de idiomas, el 10%, realizados durante la Educación Básica Obligatoria. Esta deducción no puede superar los 400 euros.