Depósito Acierto Superinterés de Banca Cívica
Dentro de los depósitos que en la actualidad pueden contratarse se halla el Depósito Acierto Superinterés de Banca Cívica en el que el inversor puede obtener rentabilidades de hasta el 2,87% TAE.

La ventaja de este depósito es que se puede contratar desde 1.000 euros, no siendo necesaria una elevada cantidad para realizar la inversión a diferencia de otros productos similares. El importe máximo para la contratación del Depósito Acierto Superinterés se ha establecido en un millón de euros.

Además, se ofrece la posibilidad de realizar la inversión por tres períodos de tiempo, pudiendo elegir el titular entre su contratación por quince o dieciocho meses o bien por un plazo de dos años.

No obstante, para obtener la mayor rentabilidad es preciso atender al plazo para el que se va a contratar el Depósito Acierto Superinterés. Y es que los tipos de interés que se aplican, según las bases de este producto, están ligados con el plazo de contratación.

De esta manera, el inversor que opte por contratar el Depósito Acierto Superinterés por un período de quince meses se podrá beneficiar de un cupón de intereses al vencimiento del 3,60%, siendo la TAE del 2,87%, mientras que, en el caso de que el depósito se contrate por un período de 18 meses, se pasará a obtener un cupón de intereses al vencimiento del 4.30% y una TAE del 2.85%.

Finalmente, la tercera opción, la del Depósito Acierto Superinterés a 24 meses, contempla un cupón de intereses al vencimiento del 3,60% y una TAE del 2,86%. En esta modalidad, el titular puede obtener beneficios fiscales, ya que los intereses que se generen tienen la consideración de rendimiento del ahorro, estando sujetos a retención fiscal de acuerdo con la normativa fiscal vigente. No obstante, en los depósitos con liquidación de intereses a vencimiento y plazo de 24 meses se difiere el pago a Hacienda de la nueva tributación temporal a los rendimientos de capital.