Depósito electrónico de Cajastur sin riesgos
Cajastur ha lanzado su e-depósito a plazo fijo que se caracteriza por no presentar riesgos para el inversor y por ser muy sencillo, aunque su rentabilidad no es una de las más elevadas que pueden encontrarse en el mercado, ya que ofrece 2,12% TAE a doce meses, lo que le convierte en un producto especialmente indicado para inversores con un perfil muy conservador y que no buscan una alta rentabilidad.

Los intereses de este e-depósito de Cajastur se entregan al final del vencimiento del producto financiero o bien de forma trimestral o mensual, según el período contratado en el plazo, ya que el inversor puede elegir entre invertir su dinero uno, tres, seis, doce y dieciocho meses.

Este depósito, además, se caracteriza por su flexibilidad, aparte de por la posibilidad que ofrece de cancelarlo de forma anticipada en el caso de que se necesite el dinero durante el período en el que está invertido.

En este supuesto, de acuerdo con las bases del producto, se aplicará una comisión del 4% en el período que media entre la cancelación y el vencimiento, sin que este porcentaje supere el importe de los intereses brutos devengados.

Y, en el caso de que una vez finalizado el plazo del depósito no se quiera volver a invertir el dinero, hay que indicarlo a la entidad porque la renovación se realiza de forma automática en la fecha de vencimiento.

Los intereses de este producto tributan como Rendimientos de Capital Mobiliario y se integran en la Base Imponible del Ahorro del contribuyente, que en la actualidad está gravada al tipo del 21% con independencia de la cuantía.

Este producto de Cajastur no puede contratarse en las oficinas y tan sólo está disponible a través de Internet, teniendo que contratarlo a través de Cajastur Directo.