Derechos económicos de las parejas de hecho
Cada día más parejas deciden convivir juntas, estableciendo lo que se conoce en derecho como una Unión de hecho, sin contraer matrimonio por la iglesia o por lo civil. Aunque a los miembros de una Unión de Hecho ya se les reconocen ciertos derechos iguales que a los matrimonios, aún existen aspectos en los que no se equiparan.

– De cara al régimen económico del matrimonio, las parejas de hecho pueden realizar pactos por escrito en los que se recoja el régimen económico que va a regir su relación (gananciales, separación de bienes, etc.), ya que, a diferencia de lo que ocurre en el matrimonio, no les es aplicable automáticamente un determinado régimen económico, sino que pueden regirse por cualquiera de ellos.

– En lo que respecta a la pensión de viudedad, para reconocer el derecho a la misma del miembro de la pareja que queda viudo, la Seguridad Social exige, que además de los requisitos que deben cumplir las parejas para poder registrarse en el Registro de Uniones de Hecho del Registro Civil, se den otras tres condiciones:

– Que haya existido una relación efectiva de convivencia.

– Que cuando falleció el conviviente, existiera la imposibilidad legal de contraer matrimonio.

– Que el fallecimiento se haya producido antes de la entrada en vigor de la Ley de Divorcio en el año 1.981.

Si se reconoce pensión de viudedad a uno de los convivientes, este derecho se pierde si contrae matrimonio con otra persona, pero no si convive con ella.

En lo tocante a la herencia, nuestro ordenamiento jurídico no reconoce derechos hereditarios a los convivientes cuando fallece uno de ellos. Tampoco tienen derecho a percibir la indemnización por fallecimiento en el caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional del otro miembro de la pareja.