Después del copago sanitario, llega el copago judicial