El copago judicial nos costará entre 500 y 2.000 euros