El euro puede alcanzar la paridad con el dólar