El gobierno propone la dación en pago para familias sin ingresos
El Ministro de Economía y Competitividad Luis de Guindos ha anunciado en el Congreso de los Diputados una serie de modificaciones legales que pueden suponer cambios en la situación de familias que se encuentran al borde del desahucio por no poder hacer frente al pago de la hipoteca. Más concretamente, ha indicado que se apoyará a las familias sin recursos que se encuentren en esta situación. Por otro lado, tratará de promover la dación en pago para los desempleados, de forma que puedan cancelar la deuda hipotecaria con la simple entrega de la vivienda.

Por otro lado, también tiene intención de incluir en la reforma una reducción de los intereses de demora para estas familias en riesgo de exclusión ya que, a su juicio, son claramente excesivos.

En esta misma línea ha anunciado que, tras ponerse de acuerdo con el Ministro de Justicia, también verán la posibilidad de lograr que parte o todas las letras que ya hayan sido pagadas de la vivienda afectada por el impago, puedan utilizarse para reducir el capital del préstamo hipotecario, aunque hasta ese momento hubieran sido mayoritariamente destinadas al pago de intereses, como ocurre al comienzo del pago del préstamo.

Aún no se ha concretado cuál será el umbral a partir del cual las familias puedan acogerse a estas medidas, aunque, según ha indicado el Ministro, incluirán a aquellas que cuentan con todos sus miembros en paro y que no dispongan de fuentes de ingresos adicionales, siempre que el impago afecte a las primeras viviendas.

También ha anunciado su intención de redactar un Código de Buenas Prácticas para las entidades financieras que, aunque no será de obligado cumplimiento para los bancos, que, además de suponer la aceptación de la dación en pago por parte de la entidad bancaria, ésta se comprometerá también a asumir parte de la sobretasación que era práctica habitual en pleno boom inmobiliario.