El Gobierno reduce los sueldos a los altos cargos de Bancos y Cajas de Ahorro
Día sí y día también ha saltado a los medios de comunicación la noticia de los exorbitados sueldos e indemnizaciones que cobraban los presidentes de bancos y cajas intervenidos por el Gobierno. Para evitar que esta situación se vuelva a repetir, el Consejo de Ministros del pasado vieres aprobó reducir dichos sueldos.

Según las medidas adoptadas, los presidentes de bancos y cajas que no podrán cobrar más de 600.000€ euros anuales (lo que supone una reducción del una reducción media del 67%), mientras que aquellos que pertenezcan a entidades con problemas de liquidez que hayan debido ser intervenidas por el Gobierno no podrán superar los 300.000€. En este caso, además, los directivos no ejecutivos no podrán superar los 100.000 €.

Además, el Consejo de Ministros ha acordado también que la remuneración de quienes formen parte de los Consejos de Administración de entidades que hayan sido intervenidas por el gobierno no podrán superar los 50.000 euros anuales, así como eliminar otros beneficios a los que tenían acceso tanto los consejeros como otros cargos de alta dirección, como los planes de pensiones.

Aunque las cifras siguen pareciendo desorbitadas desde el punto de vista de la mayoría de los españoles, la reducción es notoria, sobre todo si tenemos en cuenta los sueldos que, tal y como publicó el Banco de España, cobraban hasta ahora dichos directivos. Más concretamente, Rodrigo Rato, Presidente de Bankia, percibía anualmente ni más ni menos que 2,34 millones de euros. El segundo mejor pagado el Francisco Verdú, Consejero Delegado de Bankia, que se embolsaba 2,26 millones anuales.

En cuanto a la retribución variable percibida por dichos consejeros y presidentes, esta no desaparece, sino que quedará suspendida por un plazo de tres años, durante los cuales se analizará la situación financiera del banco